Cuánto me amas? Cuánto te amas?

amate

Me encanta este pasaje de la Biblia, ‘Cada uno debe amar a su prójimo como se ama a sí mismo’ (Marcos 12:31).

Por años me enfoque en el ‘amar al prójimo’, pero ¿cómo puedo amar a los demás correctamente, si aún no he aprendido a amarme a mí misma?

Si pudieras cambiar alguna cosa de ti, ¿qué sería? Estoy segura que muchos de nosotros tenemos una larga lista en nuestro subconsciente que rápidamente podemos sacar, por ejemplo: Rasgos de personalidad, hábitos que nos marcan, atributos físicos, partes de nuestra historia que no nos gusta e incluso la dirección hacia dónde vamos. Nos hemos vuelto expertos para ver todo lo que no somos, pero hoy vamos a cambiar eso. Te reto a que hagas una lista con 10 cosas que amas de ti mismo: 2 atributos físicos, 2 rasgos de tu personalidad, 2 muy buenos hábitos que tengas, 2 decisiones que estas feliz que tomaste y finalmente 2 cosas que te hacen único.

¿Hiciste la lista? la quiero ver, ¡Envíamela, súbela a una historia de Instagram y etiquetame! También puedes enviarme un mensaje directo, o puedes escribirla en los comentarios! 😉

¿Se te está haciendo difícil compartir estas 10 cosas, verdad?  Era en serio cuando dije que quería verlas, ¿Qué es lo que más amas de ti mismo?

Yo creo que solo amaremos en la medida de nuestras capacidades, cuando verdaderamente nos amamos a nosotros mismos. Y no hablo de amar a Nadia, la que estará casada, con una profesión, un ministerio y una casa grande y linda. Me refiero a amar a Nadia, la que estuvo dos años fuera de la escuela, que va al gimnasio pero cena cereal con M&Ms. Claro que voy amar a esa Nadia del futuro, pero estoy determinada a amarme hoy.

Un par de semanas atrás, tome un pequeño receso de las redes sociales. No fue nada grande… solo necesitaba volver a llenar mi “tanque de amor”, para amar mejor a los demás, pero también para amarme a mí misma. Ahora, antes de que Jesús dijera: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’, Él dijo ‘Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas’. Pienso que todo comienza amando a Dios. ¿Por qué? Porque es fácil amar a alguien que es perfecto. Él es todo lo que necesitamos y podríamos querer. Comencemos siendo agradecidos por todo lo que Él ha hecho, y así podremos amar a quien Él es y vernos como Él nos ve.

Tú lo haces sentir feliz, alegre y entusiasmado. Él espera toda una noche para simplemente escuchar tus primeras palabras en la mañana. Somos todo para Él.

Algunos Blogs atrás, los desafíe a amar a otros, hoy los estoy retando a que programen dentro de su semana unas horitas para consentirse y disfrutar. Para mí, este tiempo es para ver una buena película recomendada por alguna amiga, hacerme las uñas o una sesión en el gimnasio tarde en la noche. Tengo tres cosas diferentes que quiero que hagan, empezando hoy. ¿Listos?

  1. Sal de tu lindo escritorio y haz la lista (Si aún no la has hecho). Quiero que te des cuenta de algo que estés haciendo hoy para llegar a ser lo que siempre soñaste. Déjame explicarte bien, desde que era niña quise ser el tipo de mujer que envía “tarjetas de agradecimiento” después de una celebración. Este año compré montones y montones de thank-you cards (tarjetas de agradecimiento) para siempre estar preparada. Puedo celebrar el hecho de que soy una dadora de “tarjetas de agradecimiento” y ¡Aaaaamo eso de mí!

  2. ¡Levántate!, mírate al espejo y regálate el mejor cumplido. En realidad, no lo dejemos ahí; te reto a que te des un cumplido cada vez que te mires al espejo. Mira tu reflejo, abre tu boca y empieza a confesar todo lo bueno que Dios ha hecho en ti. Llevando esto un paso más adelante, escribí versículos sobre quién soy yo en Cristo y los pegué alrededor de mi cuarto para que constantemente me recuerden que soy amada.

  3. ¡Abrázate! Si, te estoy hablando en serio. Mi papá me enseñó que mis manos son para levantar, acariciar y amar. No te pegues, ni siquiera jugando te golpees a ti mismo cuando cometes un error; se respetuoso contigo mismo, con tus palabras y la manera en que te comportas. Date una palmadita en la espalda de “bien hecho” una vez que hayas logrado algo grande o pequeño; celebra la nota que sacaste en el parcial y también el hecho que no te comiste todo el arroz! (jaja)

Les digo algo amigos, amarnos a nosotros mismos es el mejor regalo que le podemos dar a quienes están a nuestro alrededor. De esta manera, podemos amar apasionada y desinteresadamente.

Son increíblemente asombrosos, gracias por su apoyo!

signature fall 2

2 thoughts on “Cuánto me amas? Cuánto te amas?

  1. Andrea says:

    Uyyy! Creo que tengo mucho que hacer.
    ¡Muchas gracias por escribir este blog! Creo que aceptaré el reto (no es algo que acostumbre a hacer).

    ¡Un abrazo!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s