La entrega en medio de la espera…

Hoy estamos hablando de un tema muy importante, y para eso, tenemos una invitada muy especial! Sofía no solo es la vocalista de Generación 12, sino también es una hermosa amiga, tierna y llena de Dios. Me siento muy feliz de poder aprender juntas en esta aventura de servir a Dios, pero aún más feliz de poder hoy compartirles parte de lo que hemos aprendido. Bienvenida Sofi!

Qué privilegiada me siento de poder escribir algo de lo que más ha marcado mi vida en el blog de mi amiga Nadia. Realmente la admiro y su amistad me ha bendecido con su ejemplo; ella siempre está dispuesta a entregar.

Hay un tema que como jóvenes por mucho tiempo hemos intentado comprender y es el “esperar los tiempos de Dios“, pero suena aún más complejo cuando decimos “entregar mientras espero”; si esperar cuesta, cuanto más entregar.

Para que lo puedan comprender más les voy a contar respecto a cada área de mi vida y cómo he tenido que entregar en medio de la espera, para ver el cumplimiento de la promesa de Dios.

1.Área espiritual

¿Qué promesa te ha dado Dios en relación a Él? Tal vez tú anhelo más profundo es conocerlo de manera más íntima, conocer más de Su Palabra, pero quizás no has obtenido aún la respuesta y Dios te ha llevado a ESPERAR. Personalmente hay una promesa que me encanta de la Biblia: “Me buscarán y Me encontrarán, cuando Me busquen de todo corazón. Me dejaré hallar de ustedes” Jeremías 29:13—14a En medio de la ESPERA,  por la presencia de Dios en nuestra vida debe haber una ENTREGA y esa entrega es darle a Él TODO NUESTRO CORAZÓN.

18766566_658235827719215_6444143251470261744_o

2.Área personal  Quisiera compartirte acerca de los sentimientos, creo que es el área de nuestra vida en la cual más nos cuesta ESPERAR, y mucho más ENTREGAR.

Quiero contarles un poco de mi entrega en esta área. Hace unos diez años conocí a quien hoy es mi novio; lo conocí en la Iglesia. Nunca me atrajo y ni se me cruzó por la cabeza que él y yo llegaríamos a ser novios. Cuando lo conocí ni mis emociones ni mis sentimientos estaban sanos; tenía una muy baja auto-estima y con sólo doce años recién comenzaba a forjar una relación con Dios. En ese proceso Él me sanó, restauró mi imagen y mi fe. Después de un tiempo mis ojos se abrieron y empecé a ver a Johan de una manera diferente, – y eso me asustó-. Primero creí que era un ataque del enemigo que venía a distraerme, quitarme su amistad y sacarme del propósito de Dios. Le pedí al Señor varias señales y todas se cumplieron pero aún así yo no creía, y llegó el tiempo de ENTREGAR. En ese momento ya no era sólo un gusto, mi corazón se había involucrado de una manera silenciosa, pues sólo Dios lo sabía, y Él me habló que debía soltar y entregar (a pesar de que tenía una promesa y las señales que le había pedido). Fue por medio de esta entrega que se me hizo real lo que Jesús experimentó en el Huerto del Getsemaní; allí Él entregó Su voluntad (Yo siento, Yo pienso y Yo quiero). Él no se aferró a nada: “el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo”.  Filipenses 2:6-7 RVR1960

Lo entregué TODO, y hasta visualicé a mi amigo casado con otra persona (si, un poco exagerada yo, pero era la forma que tenía de entregarlo de verdad).

Photo Aug 25, 3 09 07 PM

Después de un año – resumiendo la historia, Dios abrió los ojos de Johan, aunque él dice que desde el primer día en que me vio se sentía atraído (no lo creo, jaja) y yo no podía creer que eso que ya estaba muerto, sepultado ENTREGADO, volviera a revivir; creí que era un ataque del enemigo, hasta que tuve una noche de oración e hice una sencilla oración: “Señor Tú sabes lo que siento, también sabes que yo quiero hacer siempre Tu voluntad. Sé que eres poderoso para decirme si es o no es la persona correcta”, y al día siguiente la señal que le había pedido a Dios se cumplió, y sentía que Él estaba en el asunto, pero tuve que ENTREGAR una vez más, aunque fue con una actitud diferente, ahora tenía fe y confianza.

Pasado un mes Dios vio la actitud de mi corazón y lo que tanto ESPERABA llegó, recibimos la bendición de nuestro Padre a través del Pastor César Castellanos.

Y aún en medio de la amistad he tenido que entregar, que menguar; entregar temores, el pasado, el tiempo, pero siempre entendiendo que cuando yo entrego estoy lista para recibir lo mejor de Dios.

Photo Aug 25, 3 09 03 PM

3.Área familiar La bendición más grande para mí, después de la salvación, es la familia; disfruto tanto la relación con mis hermanos. Soy la mayor de cuatro, y cada uno es súper diferente; tengo los mejores papás del mundo y los admiro no porque sean “perfectos”, sino porque entendí que el amor no se pasa la vida recordando los errores del pasado (1 Corintios 13:5 TLA). Cuando tuve mi encuentro con Jesús mis padres no eran cristianos, mi mamá me tuvo a los catorce años de edad y mi papá tenía diecisiete así que mi hermanita y yo éramos las únicas cristianas de la casa y mientras íbamos creciendo la petición más profunda de nuestros corazones era que toda nuestra familia fuera completamente salva. Y Dios me dio una promesa: “Ellos le contestaron: —Cree en el Señor Jesús y serás salvo, junto con todos los de tu casa”. Hechos 16:31 NTV

Sentí una gran responsabilidad por llevar salvación a mi casa, por mostrar a Jesús y anhelaba ver la promesa cumplida, pero mientras esperaba que se cumpliera la promesa (que era difícil) tuve que ENTREGAR.  Esta parte de mi vida me recuerda a la historia de Abraham e Isaac porque Abraham tuvo que entregar lo que más amaba, entendiendo que todo lo que tenía le pertenecía al Señor. Mi familia era lo yo más amaba, pero a mi manera no se podía cumplir la promesa así que los solté. Hoy al ver a mi familia comprometida con el Señor, disfruto cada momento teniendo la satisfacción que es mejor dejar a Dios ser Dios porque eso es vivir en la gracia.

Photo Aug 25, 3 09 05 PM

4.Área Ministerial—Dones y talentos

No quiero hacer este blog tan largo (ya está super largo….) sólo quiero contarles que una de las áreas en las que más que ha costado ESPERAR ha sido el ministerio.  A menudo cuando ves a tu alrededor como tus amigos obtienen mucho crecimiento y tu hasta ahora estas empezando, o no tienes lo que ellos lograron, tiende a venir un afán innecesario a nuestras vidas que nos lleva a hacer las cosas en nuestras fuerzas, en nuestros tiempos, y el “fruto” que se levanta se esfuma porque no tiene raíces, pues crecer raíces lleva tiempo y ENTREGA. Amo hacer el ministerio, lo disfruto mucho, veo como hace unos años llegaron aquellos jóvenes  sin esperanzas ni sueños y hoy aman a Jesús y dependen de Él en todo. Esa es la mejor recompensa. También formo parte del Ministerio de Alabanza de mi Iglesia, de la banda Generación 12. Desde que llegué de mi encuentro (a los doce años) empecé a ser parte del coro de la zona Kids y allí comenzó todo. Pero también tuve que entregar mis sueños, anhelos y planes, todo para que el sueño de Dios se cumpliera en mi vida.

Ocho años después puedo ver como cada entrega fue necesaria y no se comparaba con lo que Dios ya tenía reservado para mí.

El reloj de Dios no está marcado por el tiempo humano, sino por la actitud de tu corazón. La entrega es lo que determina el tiempo del cumplimiento de la promesa.

15025391_566961310180001_2024844587525120680_o

WOW! Que hermosa historia e increíble lección la que nos enseña Sofia. Qué área de tu vida necesitas entregar mientras esperas el milagro? Te motivo a que tomes un tiempo especial en estos días para dejarlo todo a los pies de la Cruz para poder recibir todo lo que Jesús tiene para ti. Feliz fin de semana!

spanish signature

11 thoughts on “La entrega en medio de la espera…

  1. Marcela Guerrero says:

    Wow que Hermoso mensaje :’) Me Encanta Tu Blog ❤ cada mensaje me ha llegado al corazon y de verdad que es una inspiracion, una palabra en el momento indicado, gracias a Dios por poner en ti crear este blog tan genial. Dios te Bendiga

    Like

  2. Katherin says:

    Wow de verdad que este testimonio me tocó mucho. Gracias a Sofi y pues a Nadia por habernos permitido leee esto pude ver las cosas de un ángulo diferente. Gracias por estos blogs que haces porque gracias a ti Nadia puedo recibir De Dios de una manera diferente de lo que ya estaba recibiendo 💘☺️ Dios te bendiga 💕🇨🇦

    Like

  3. Maylin Gomez says:

    Muchas gracias por vulnerarte y contarnos un poco de tu historia Sofia, era exactamente lo que necesitaba leer. Y Nadia es la primera vez que leo tu blog y me encanto.
    Que Dios las siga bendiciendo y usando para glorificar su nombre! 🙂

    Like

  4. Andrea says:

    Gracias Nadia y Sofi, por compartir este blog con nosotros. Siempre es una bendición estar conociendo lo que Dios hace en las vidas de otros, y poder aprender de ello. 🙌😊😘

    Like

  5. Karen Fraile says:

    Muy hermoso, realmente es agradable ver como Dios te ama sofi y que el haber compartido tu historia sea de gran inspiración ♡♡
    Nadia sigue así, el señor te tiene para grandes cosas, eres una mujer de bendición!!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s